COMO SOBREVIVIR A UN ACCIDENTE DE AUTO

Consejos o recomendaciones que nunca las hayas escuchado o pensado para sobrevivir a un accidente.

Lo principal es estar conscientes que lo mejor es manejar de manera responsable y consciente, respetando las leyes de tránsito. Aunque todos sabemos eso, también sabemos que aun así puede ocurrir un accidente debido a una falla mecánica, un evento natural o la irresponsabilidad al volante de muchos conductores que consideran importante cuidar la vida del resto.

  1. EN CASO DE QUEDARSE SIN FRENOS

Es sumamente importante realizar revisiones periódicas a tu sistema de frenos para evitar en la medida de lo posible esta situación. Te recomiendo que le pidas a tu mecánico que los revise cuando le hagas el servicio a tu auto. Podés tener problemas de excesiva carrera del pedal, pedal esponjoso o pedal demasiado duro o que ofrece mucha resistencia, entre otros. De todas formas, ante una situación de pérdida en la capacidad de frenado (antes de que tus frenos se queden en cero), solo tenes que bajar las velocidades para retener el motor. No uses el freno de mano arriba de los 20 km/h, porque, además de no servir, puede desestabilizar el coche y puede terminar peor.

 

2.- BUSCA DONDE TERMINAR PARANDO EL COCHE

Localiza una pista de frenado natural como por ejemplo una simple cuesta ascendente, aunque eso suponga salirte a un costado. Hasta subirte a un paseo o zanja es mejor que colisionar con otro auto o un objeto contundente.

 

3.- UTILIZA LA VALLA DE PROTECCION PARA FRENAR

Aunque te duela rayas el auto es mejor que terminar con una costilla rota o, peor, con la muerte, apoya poco a poco tu coche contra la valla de protección de la carretera de modo que ésta frene el vehículo. Hazlo lateralmente, con mucho cuidado, para no salir rebotado. Esto es útil cuando vamos en una carretera donde se esta rodeado por muros o vallas y no hay a donde desviarse.

 

  1. SI VOLCAS TENES QUE SABER ESTO

Llevar el cinturón de seguridad puesto puede salvarte la vida, pero tras el impacto inicial debes tomar en cuenta que estas boca abajo, tus movimientos deben estar calculados al momento de liberarte del cinturón para no sufrir más lesiones o caer en un objeto afilado. Por eso es importante que recuerdes esto:

  1. a) Tener cuidado con la cabeza

Coloca el brazo entre tu cabeza y el techo para evitar golpearte al soltar el cinturón. A la vez, estira las piernas todo lo que puedas contra un punto de apoyo.

  1. b) Luego suelta el cinturón

Con la espalda fuertemente apoyada contra el respaldo, las piernas estiradas y el antebrazo a modo de cojín bajo tu cabeza, suelta el cinturón y en caso de ir acompañado, libera a los otros porque si hay algún acompañante imposibilitado o aturdido, para rescatarle, recarga su cintura en tu hombro antes de soltarle el cinturón de seguridad.

 

  1. EN CASO DE CAER AL AGUA

Si caíste en un arroyo o lago, tienes segundos antes de que el coche se hunda por completo.

Si aún puedes hacerlo, abre la puerta, si no, baja la ventanilla y aléjate de inmediato porque la succión que producirá el auto al hundirse puede arrastrarte. La presión del agua no te dejará salir. Por eso es importante que veas este video y lo anotes mentalmente:

  1. a) Escapa por la ventanilla

Aunque el coche se hunda, el sistema eléctrico suele seguir funcionando (el manual también). Baja la ventanilla y sal por ahí; abrir la puerta será muy difícil, por la diferencia entre la presión del interior del vehículo y la exterior.

EN CASO DE NO PODER ESCAPAR A LA PRIMERA, SI EL AUTO YA CASI SE HUNDE POR COMPLETO Y NO ALCANZASTE A ROMPER O BAJAR LA VENTANA ANTES

 

  1. B) Busca la burbuja de aire

Al hundirse el vehículo se inclinará hacia un lado y esto hará una burbuja de aire en el lado ésta será tu última oportunidad para tomar oxígeno antes de llegar a la superficie.

  1. C) Olvídate de los cristales

Con los pulmones llenos de aire, abre la puerta (ahora será fácil pues la presión dentro y fuera será la misma). Nunca intentes romper el cristal: el agua frenará tu impulso, amortiguará cualquier golpe que intentes dar y acabará con tus energías.